01 enero 2030

Portada




Si encuentras problemas en el servidor que te impiden conectarte a las conferencias EA1SPAIN o CANARIAS, puedes intentar la conexión a la conferencia LINRADIO.



Página creada y administrada por Manolo Rivero, EA8CQU.


06 febrero 2029

.

¿Que es la radioafición?

Es una actividad cientifico-recreativa que permite a las personas que la practican investigar, estudiar y experimentar con equipos de radiocomunicaciones, proyectando su quehacer al desarrollo tecnológico y a la ayuda comunitaria.

El inventor de la radio


Guglielmo Marconi fue el genial inventor de la radio, o más exactamente de la radiotelegrafía, por aquel entonces denominada Telegrafía sin Hilos. Nació en Bolonia (Italia) el 25 de abril de 1874, hijo de padre italiano y madre irlandesa y falleció en Roma el 20 de julio de 1937. El 11 de diciembre de 1909 recibió el Premio Nobel de Física por sus descubrimientos.

Fue en 1896, hace por lo tanto más de 100 años, cuando utilizando las propiedades de las ondas radioeléctricas o electromagnéticas, consiguió con unos aparatos de su invención enviar señales a una distancia de 2,5 Km. en su finca de Pontecchio. Este mismo año continuó con sus experimentos en Inglaterra, consiguiendo recibir señales a 12 Km. de distancia entre Lavernock Point y la isla de Flatholm. En 1897 consigue el enlace a través del canal de Bristol, entre Penarth y Weston, a 20 Km. de distancia. Este mismo año consigue enviar señales entre la isla de Wight y Bournmouth, a 23 Km. de distancia. En 1898 instala una estación en el vapor Flying Huntress para transmitir a tierra el resultado de las regatas de Kingstown, a 38 Km. de distancia. El 27 de marzo de 1899 consigue el enlace a través del Canal de la Mancha, entre Dover (Inglaterra) y Boulougne (Francia), a una distancia de 48 Km., consiguiendo la primera transmisión entre Inglaterra y Francia.

El 23 de enero de 1901 consigue Guglielmo Marconi una de sus mayores hazañas, al recibir en la estación de Lizard Point en Cornualles un mensaje enviado desde la estación de St. Catherine's Point en la isla de Wight, situada a 281 Km. de distacia, ambas en Inglaterra, con lo que se puso de manifiesto que las señales de radio podían llegar más lejos del horizonte visible.

El 12 de diciembre de 1901 consigue su mayor hazaña, recibe en St. Johns, isla de Terranova (Canadá), la letra "S" transmitida desde Poldhu Cove (Inglaterra), consiguiendo la primera transmisión de uno a otro lado del Océano Atlántico, cubriendo una distancia de unos 3.000 Km. En 1902, con el objeto de convencer a los escépticos que no se creían el enlace transoceánico del año anterior, embarca en Inglaterra con destino a EEUU en el vapor Philadelphia, en el cual instala una estación de radio, para comprobar el alcance desde Poldhu Cove, consiguiendo recibir a la estación de Poldhu Cove hasta una distancia de unos 3.400 Km., siendo testigos del hecho el capitán y los oficiales del buque.

El 15 de diciembre de 1902 transmite un mensaje de un periódico de la isla de Cabo Breton desde Table Head, en Glace Bay, en Nueva Escocia (Canadá) hasta Poldhu Cove, siendo éste el primer mensaje enviado a través del Atlántico. Por último, el 18 de enero de 1903, transmite un mensaje del Presidente de Estados Unidos Theoodore Roosevelt dirigido al Rey Eduardo VII de Inglaterra, desde Cabo Cod, en Massachusetts (Estados Unidos) hasta Poldhu Cove, siendo el primer mensaje transmitido entre Estados Unidos e Inglaterra, y contestado por el Rey Eduardo VII de Inglaterra.

La estación de Poldhu Cove permaneció en poder de la Compañía Marconi hasta 1937, en que fue abandonada y derribada. La pieza fundamental que hace que Marconi consiga estos éxitos es la antena, inventada por él, junto con la toma de tierra.

Conviene recordar las fechas y acontecimientos fundamentales que permitieron que Marconi inventara la radiotelegrafía, por aquel entonces llamada telegrafía sin hilos. En 1867 el matemático escocés James Clerk Maxwell predijo la existencia de las ondas electromagnéticas por medio de ecuaciones, cuando estaba dando soporte matemático a los experimentos de Michael Faraday con la electricidad y el magnetismo. En 1886 el físico alemán Heinrich Hertz consigue probar de forma práctica su existencia  por medio de varios experimentos, entre ellos el del aro abierto entre cuyos extremos saltaban chispas cuando se encontraba próximo a una bobina de inducción; además calculó la frecuencia de las ondas electromagnéticas emitidas y recibidas y comprobó que el aro solamente las recibía cuando era resonante a la frecuencia emitida por la bobina de inducción; también consiguió medir la velocidad de propagación de las ondas electromagnéticas y comprobó que era igual a la de la luz.

No podemos olvidar la cantidad de vidas humanas que la radio ha salvado en casos de catástrofes naturales, como terremotos, inundaciones, naufragios y similares, con destacada participación de los radioaficionados.

Esta página pretende servir para tributar un homenaje y recordar a Guglielmo Marconi, por parte de los radioaficionados, radioescuchas cazadores de onda corta y también de aquellos que simplemente utilizan la radio para escuchar las emisoras locales de onda media y frecuencia modulada. También deben de participar en este homenaje todos aquellos que manejan emisoras utilitarias, sean estas de la clase que fuesen, barcos, aviones, policía, bomberos, ambulancias, etc., así como los usuarios de la televisión, que no podemos dudar es hija de la radio, porque al fin y al cabo utiliza ondas radioeléctricas o electromagnéticas.

No cabe duda que Marconi se quedaría asombrado si pudiese ver por ejemplo un transceptor de radioaficionado, con CW, AM, FM, USB y LSB, sintonía digital con precisión de 10 Hz., etc. o una emisora de radiodifusión de onda corta de 500 KW. en AM, o un simple receptor de radio portátil, con onda media, onda corta y frecuencia modulada estereofónica con auriculares. No digamos nada de lo que pensaría si viera la televisión en color.

En definitiva, desde aquí, todos agradecemos profundamente a Guglielmo Marconi que inventara la radio, que tantas vidas ha salvado y que nos permite a los radioaficionados disfrutar del maravilloso pasatiempo que es la radioafición, que además nos sirve para que, sin darnos cuanta, vayamos adquiriendo conocimientos técnicos, desarrollando nuestra mente y haciendo buenos amigos. Creo sinceramente y sin pasión de radioaficionado, que la radio es uno de los más geniales inventos de todos los tiempos.